Este bebe se ve bello en su sesión de foto con papá, pero no te imaginas lo que sucedió después

Ahora esta de moda las sesiones de bebes recién nacidos. Con nuestro tercero lo hicimos y salieron hermosísimas. Pero aquí tenemos un claro ejemplo que a veces las cosas no salen como las planeamos, como esperamos ni como queremos, pero que igual es un excelente recuerdo, probablemente mejor de lo que imaginamos, pues definitivamente es algo único. Con los hijos tenemos que aprender a ser flexibles y disfrutar cada momento, incluso los inesperados.

 «Después de intentar tomarle las fotos por una hora, pues estaba un poco molesto, finalmente logramos que Asher se relajara y este en posición perfecta en mi espalda,» nos cuenta el padre de Asher, la víctima de este cochino accidente.

 Pero depués, «decidió soltar uno, como un cañon fuertísimo, y me cubrió toda la espalda y los jeans.  No podía parar de reirme, y estaba seguro que me chorreaba popo por las piernas dentro del pantalón,» nos cuenta Mark.

 

Mark admite que tenía un presentimiento que esta erupción volcánica iba a suceder, pero estaba tan entusiasmado con la foto de Asher descansando sobre su tatuaje de alas, que estaba dispuesto a arriesgar todo.  Y por todo queremos decir una explosión de popo.

 «Estaban comprometidos a tener la sesión, obviamente a cualquier costo.  Habíamos estado bromeando sobre la posibilidad que sucediera, desde que vinieron al estudio y obviamente sabiendo que Asher estaría desnudo sobre papá, había una gran probabilidad que se volviera un poco desastroso.  Supongo que nunca nos imaginamos que pudiera ser tan ___!» nos cuenta Gigi O´Dea, la fotografa detras de la foto viral.

Ven, no es tan dulce, el pequeno Asher.

 

«Simplemente me encanta cuando los papás son el objetivo de estos accidentes,» Gigi nos dice.  A nosotros tampoco nos molesta, Gigi. 

«Casi cualquier padre puede ralacionarse, pues probablemente han tenido una experiencia similar con sus propios bebes,» agrega.

Pero a pesar de esta trifecta de secreciones corporales, como le llama Mark, Gigi dice que Asher fue uno de sus bebes mas dulces y cooperativos.

«Nunca antes he tenido un bebe tan feliz.  Probablemente lo estuvo planeando todo el tiempo.»​